Uñas de gel

Muy buenas!!

Hoy os traigo algo diferente, las uñas de gel. Llevo tiempo deseando tener la experiencia de esta técnica en mis propias uñas, puesto que a veces, por mucho que leas y por muchos vídeos que veas, es necesario vivirlo en primera línea para luego poderlo valorar.

La cosa ha ido así, mi amiga Neus se enteró de que en el centro de estética del que ella es clienta estaban buscando modelos para uñas de gel y, como les pasa a muchas de mis amigas en cuanto ven algo de uñas, le vine yo de repente a la cabeza. Me mandó un mensaje al Facebook de @nailartparaprincipiantes y enseguida llamé al teléfono de los Centros Indiferent para informarme. Pues bien, me convocaron en el centro de formación que tienen en Santa Coloma de Gramanet (a las afueras de Barcelona) para el lunes por la mañana, y para allí que me fui. Además de encantarme el local (tiene una decoración estilo pin-up súper mona) las chicas han sido encantadoras. Allí realizan cursos de formación para su plantilla y esta vez practicaban con las nuevas líneas de productos para uñas de gel con la que trabajan, en Vogue, marca canadiense especializada y comercializada en España por una simpatiquísima granadina. Con el tute que le estoy dando a las uñas estos últimos meses, me preocupaba que estos productos pudieran dañar mis uñas, pero utilizan una base protectora llamada Connector, con el que no es necesario aplicar productos como el deshidratador, el bonder o el primer para que el gel se adhiera, que son los productos que más dañan la uña. Respiro tranquila, mis uñas y cutículas están a salvo! Conmigo han utilizado la línea de productos Simply, que son de secado rápido. La verdad es que se agradece, porque poner uñas de gel tiene un proceso más bien largo… Normalmente se necesitan 1.5h-2h aprox, en este caso al tratarse de una academia en la que las chicas aprenden y cogen experiencia yo he necesitado 3 horas (jurl!), aunque son 3h invertidas para luego lucir uñas perfectas durante unas 3 semanas. Para las que no llevamos demasiado cuidado con la manicura y nos dura dos días, sale a cuenta 🙂

A mí me las ha hecho María José, una chilena majísima que me ha ido explicando paso a paso todo el proceso. Primero me han preparado la uña limándola por toda la superficie. Creo que ese limado me habrá debilitado un poco la uña, cruzo los dedos para que mi problema de uñas decapadas no se agrave, aunque imagino que así consiguen hacerla más porosa para que el gel se adhiera mejor.

Uñas de gel
Uñas de gel

Luego me han pegado TIPs, que son extensiones acrílicas adecuadas al ancho y forma de cada una de mis uñas, para darles a todas el mismo largo ya que las de mi mano derecha suelen romperse más a menudo y las acabo teniendo que llevar más cortas que las de la izquierda.

Uñas de gel - extensiones
Uñas de gel – extensiones

Las han limado hasta darles el largo que me gusta y eliminar el escalón que queda sobre la superficie de la uña.

Uñas de gel extensiones limadas
Uñas de gel extensiones limadas

Y han ido aplicando diferentes resinas para dar color y diseño a mi uña.

Uñas de gel aplicando resinas
Uñas de gel aplicando resinas

Entre capa y capa, mucha lija y cuatro o cinco minutos de lámpara de secado para uñas de gel.

Uñas de gel - lámpara de secado
Uñas de gel – lámpara de secado

Hay muchísimas líneas de productos y una amplia variedad de colores de en Vogue, podéis escoger el diseño que queráis pero tened en cuenta que es algo duradero (unas 3 semanas), así que quizás no queréis algo demasiado estridente…

en Vogue Nails
en Vogue Nails

La resina base que me han puesto tiene un tono rosado, que se complementa a la perfección con la manicura francesa en rosa neón y las flores japonesas que me han hecho. Queréis ver el resultado???!! Pues aquí lo tenéis!

Uñas de gel - resultado
Uñas de gel – resultado

Me encantan!! Se me hacen un poco raras porque son un poco más largas y más duras de lo que estoy acostumbrada, así que tengo que ir con cuidado, por ejemplo a la hora de rascarme…

Queréis que os dé algunos pros y contras de ponerse uñas de gel?

Primero los contras:

  • su uso prolongado puede debilitar la uña, puesto que la keratina de la uña no se endurece por su falta de contacto con el aire. Es importante que los productos sean de excelente calidad y que la especialista cuide mucho tus uñas para evitarlo al máximo, porque recuperar una uña débil lleva bastante tiempo, de hecho vas a tener que esperar a que la uña vuelva a crecerte por completo para que esté en perfectas condiciones de nuevo.
  • si no son productos muy buenos pueden dejarte las uñas amarillentas, aunque en realidad eso ocurre con cualquier esmalte de uñas normal (por eso soy tan pesada en recordaros que uséis una buena base protectora o base coat antes de aplicar cualquier laca).
  • el resultado depende mucho de quién te las haga. Como en todos los trabajos artesanales, las manos de la profesional son las que pueden darle un toque perfecto o solo correcto.
  • para retirarlas hay que acudir de nuevo al centro de estética, o bien podéis liaros a limarlas con una lima de grano grueso primero, y una de grano fino después, hasta que queden casi al nivel de tu uña natural, y aplicar un endurecedor y una base niveladora para disimularlo y esperar a que desaparezcan conforme vaya creciendo la uña. Por favor, no os las arranquéis a lo loco, según cómo esté vuestra uña os levantará varias capas o igual hasta os la arrancáis de cuajo… auuuuuuchhhh!

Ahora los pros:

  • las uñas lucen súper bonitas, no diré que se vean 100% naturales, pero sí quedan arregladas, así que creo que para ocasiones especiales merece la pena.
  • son bastante resistentes; yo friego los platos a mano (que temporalmente no tengo lavavajillas) y hago algunas cositas en el jardín y siguen perfectas. Pero bueno, tampoco os pongáis a abrir latas con ellas 😉
  • apañan las desigualdades entre uñas. Como os he comentado antes, las uñas de mi mano derecha sufren más y termino llevándolas un poco más cortas que las demás. Con las uñas de gel puedo llevarlas todas con la misma largura. También apañan otros problemas, como estrías en las uñas, ya que las deja bien lisas.
  • se puede pintar encima con esmalte de uñas normal sin problema, así que para las que nos gusta cambiar de manicura a menudo no solo no es un problema sino que además trabajamos sobre una base con una forma muy bonita.
  • puede ser una solución para aquellas que se comen las uñas, y no lo digo en broma!

En resumen, a mi me parece una solución fantástica para momentos puntuales pero es importante no abusar para que las uñas se debiliten lo menos posible. Sacad vosotras vuestras propias conclusiones.

Abracetes,

Anuncios

Fortalecedor de uñas vs. Serum de uñas, qué necesitas?

Buen lunes chicas!

Cómo ha ido el fin de semana? El mío, estupendo 😀

¿Recordáis que en mi post de consejos básicos de cuidados de uñas os presentaba los productos de la marca Mavala que utilizo? Pues desde entonces sigo la marca en las redes sociales para descubrir novedades que van sacando, y me llevé una alegría cuando la semana pasada ofrecían a sus seguidores de Facebook la siguiente promoción:

 

Promoción Facebook Mavala

 

Sólo la semana pasada y sólo en el Corte Inglés más cercano en Barcelona te hacían un diagnóstico personalizado de tus manos y una manicuraGRATIS! Menudo subidón! Por supuesto, llamé corriendo para reservar cita y la chica que me atendió me preguntó si quería llevar a alguien más. Pues claro!!! No podría haber llevado mejor compañía, aunque lamento que pasara tanto calor, pobre! Un beso, mami 😀

 

Mavala en el Corte Inglés
Mavala en el Corte Inglés

 

Olga, que así se llamaba la representante de Mavala que nos atendió, hizo un gran trabajo con mi madre… Fácil, tiene las uñas sanísimas! Ahora bien, cuando me tocó el turno… pensé que cogería la puerta! Ahí sí que tuvo que hacer un despliegue de conocimientos y de productos… Este es el aspecto actual de mis uñas (aviso, no apto para sensibles!):

 

Brittle Nails
Brittle Nails

 

Por un lado, mis uñas siguen amarillas 😦 los remedios caseros con bicarbonato, jugo de limón, agua oxigenada… que había visto en Internet, aunque sí han ayudado -estaban bastante peor-, no han conseguido solucionarlo del todo. Y por otro, como podéis ver, se me decapan, aunque ese problema lo tengo desde hace años y por eso no lo achaco tanto al exceso de esmalte que le estoy dando últimamente.

Las soluciones que Mavala ofrece:

  • Para uñas amarillas: Yo había visto en su web  un producto llamado Mava-White y pensé que sería la solución perfecta. Sin embargo, este producto no es un tratamiento, sino una base con tono blanqueante que puede usarse de base protectora para pintar con esmalte de color encima o simplemente para dar una apariencia más luminosa a las uñas. Os diría que casi me gusta más el aspecto que se ve en la foto que puesto, porque si lo miro fijamente no lo acabo de ver muy natural; quizás es porque estoy acostumbrada a llevarlas pintadas de colores. En cualquier caso, tal y como están ahora mis uñas, algo las mejora, por eso lo cogí.

 

Mava-White
Mava-White

 

  • Para uñas que se decapan: Yo estaba usando el Fortalecedor de uñas de Mavala y Olga, tras verme las uñas, me dijo que no es un fortalecedor lo que necesito, puesto que en realidad mis uñas son fuertes. Es un problema más bien de hidratación, lo que da lugar a la falta de elasticidad, puesto que expongo mis manos a cambios drásticos de temperatura (cierto, tengo cero paciencia para esperar a que el agua se caliente para lavarme las manos), a detergentes (no uso guantes cuando sólo hay un par de platos para fregar),…. vamos, lo normal! Me ha recomendado usar dos veces por semana sobre la uña limpia y preferiblemente por la noche el Sérum Mava-Flex. Veremos cómo va, lo he usado dos noches seguidas para empezar (terapia de choque) y juraría que las veo bastante mejor. No canto victoria, pero ojalá!

 

Mava-Flex
Mava-Flex

 

Olga también me enseñó a utilizar Nailactan correctamente. Yo lo estaba aplicando sobre la uña limpia dos noches por semana, con un ligero masaje para que hidratara bien, pero por lo visto no es sobre la uña que debe de aplicarse concienzudamente, puesto que es tejido muerto, sino sobre la raíz o matriz de la uña, que es la zona entre la cutícula y el nudillo:

 

Cómo usar Nailactan
Cómo usar Nailactan Fuente Imagen izquierda: uñasdegato

 

 

Qué, os parecen útiles estos consejos? Si queremos lucir unas uñas bien sanas, es muy importante ser constante en su ciudado y protección, se tarda poquito y se ven los resultados muy rápidamente.

Os deseo una buena semana a todas!

5 consejos básicos para el cuidado de tus uñas

Buen lunes!

Desde que abrí este blog hace ya más de un mes (ué!) mis uñas han aprendido a gozar de los encantos de la fama. Reciben muchas más atenciones y muestras de cariño que antes, ya no sólo por mi parte, que las hago protagonistas de reportajes fotográficos en parajes maravillosos y glamurosos, sino también por parte del creciente (modesto y lento, pero seguro ;-D) número de fans y seguidores en las redes sociales (gracias!!).

Sin embargo, como les sucede a todos los artistas y famosos, los excesos también les están empezando a pasar factura. Por eso, he tenido que tomar medidas, y quiero compartir con vosotras algunas recomendaciones para tener unas uñas sanas y cuidadas:

 

1) Vitaminas en cápsulas:

Desde hace un par o tres de años se me decapan las uñas de las manos, por lo que quedan más débiles en las puntas y por eso se doblan, rajan y rompen más fácilmente. He hecho varios tratamientos de vitaminas, todo lo que se anuncia por la tele contra la caída del cabello (puesto que es la misma vitamina que para las uñas) y cualquier otro que me recomendaran en las farmacias, y aunque mejoraba, desde luego no solventaba al cien por cien el problema. Hace unos meses, mi amiga Judith -que de siempre es mi consultora particular en materia de trucos de belleza y restaurantes chulos en Barcelona- me regaló por mi cumpleaños unas vitaminas de Zinc y levadura de cerveza, y me han ido tan bien que he repetido tratamiento. Aunque no encontré la marca que ella me regaló, he encontrado esta otra en la parafarmacia más cercana a mi casa.

 

Vitaminas de Levadura de Cerveza y Zinc
Vitaminas de Levadura de Cerveza y Zinc

 

2) Tratamientos  Mavala:

Pregunté en Sephora  por algún tratamiento de vitaminas y me recomendaron Nailactan. Es una crema rica en proteínas , lípidos y vitaminas equilibrantes de la keratina que se aplica dos o tres veces por semana masajeando directamente sobre la uña (o incluso sobre el esmalte de uñas) para fortalecerlas. Para solucionar mi problema de decapado también me recomendó el endurecedor de uñas Mavala Científico, para aplicarlo sobre la uña limpia una vez por semana sólo en la punta y procurando no tocar las cutículas, ya que es tan potente que las puede estropear. Para las cutículas, de hecho, me recomendó Crème Cuticule, también de la misma marca Mavala. Es un ungüento un tanto aceitoso pero va francamente bien.

He visto que esta marca la venden también en el Corte Inglés, por si os cae más cerca 😉

 

Tratamientos  de uñas Mavala
Tratamientos de uñas Mavala

 

3) Los aceleradores de crecimiento de uñas y las bases vitaminadas:

Sinceramente, eran grandes desconocidos para mí antes de embarcarme en esta aventura del nailart. Por un lado, los aceleradores de crecimiento van muy bien cuando se te rompe una uña y te queda más corta que las demás. No soy fan de usarlo cada día, puesto que falsear el proceso natural de la uña no creo que sea bueno, pero como solución puntual me ha sorprendido su efectividad. El que yo tengo es de Sally Hansen y me gusta porque además de vitaminas A, C y E tiene proteínas de Soja; lo compré en Estados Unidos pero creo que aquí se puede encontrar.

La base vitaminada es otro descubrimiento. Así como usar top coat me resulta como más evidente para que la laca dure más tiempo, no se me habría ocurrido usar una capa debajo del esmalte de uñas para protegerlas. Esta de DeBBY tiene vitaminas A, C y E, la encontraréis en la cadena de perfumerías Bodybell, y si no queréis dar color a las uñas hace un efecto brillo precioso. Os la recomiendo cien por cien, porque además es bastante barata!

 

Acelerador de crecimiento y base
Acelerador de crecimiento y base

 

4) Cómo reparar una uña rota:

Qué molesto, incluso doloroso, puede resultar una uña rota, verdad? No sé si conocéis este truco para repararlas, yo desde luego aluciné al descubrirlo. Os adjunto un vídeo de The Crafty Ninja, que soluciona una uña rota con una bolsita de té. Es verídico, hay un montón de vídeos más que lo corroboran y muchas referencias y comentarios en otros blogs de uñas. Os recomiendo que vayáis directamente al minuto 0.49, donde empieza a explicaros que debéis vaciar la bolsita de té, cortar un cuadradito del tamaño que necesitéis (el resto lo podéis guardar para la próxima uña rota) y pegarlo con cola de uñas (que se vende en cualquier lugar donde vendan cosas para uñas, pegatinas, uñas postizas y demás). Encima ella aplica un acelerador de crecimiento pero podéis usar una base también y dejar que se seque. Luego ella lima un poco la superficie del parche  para rebajar su grosor y nivelarlo al resto de la uña para que no se note al pintarla. Aplica de nuevo otra capa de acelerador o de base y ya se puede pintar como queráis!

 

 

5) Cómo recuperar las uñas amarillas:

El sábado, después de la cena que tuve con mis amigas (en la que por cierto triunfó mi degradado dorado y negro 😉 ) me quité el esmalte para dejar respirar mis uñas e inspirarme de cara al siguiente diseño y me saltaron las lágrimas al descubrir que mis uñas se han puesto amarillas! Imagino que tanto tute ha terminado por hacer mella en ellas 😦  En la foto no se aprecia tanto, al natural os aseguro que al natural es bastante más lamentable ;-(

Uñas amarillas por la laca
Uñas amarillas por la laca

 

Enseguida he buscado remedios en Internet, y he encontrado dos soluciones, una química  y otra casera. Como solución química e inmediata puede usarse  bicarbonato y incluso pastillas para limpiar dentaduras postizas. Según dicen, tras un par de minutos con los dedos sumergidos en esta solución disuelta en agua te quedan las uñas como nuevas. Bueno, es una opción. A mí me gustan mucho más los remedios caseros, me parece que son menos agresivos, y lo que recomiendan es aceite de oliva con unas gotitas de zumo de limón (o bien aceites con esencias de limón, esos que venden para masajes o para usar como incienso, por ejemplo), que además cuidará e hidratará mis cutículas. En algún blog recomiendan calentarlo un poco en el microondas, puesto que tibio se absorbe mucho más. Voy a probarlo hoy, ya os contaré si realmente ha sido efectivo.

 

Espero que estos consejos básicos os resulten útiles!

Hasta el jueves!